La demanda por lotes para segunda vivienda que se originó en pandemia por el confinamiento, ya no es la misma. Ahora surgen nuevos desafíos.

La rotación de lotes para segunda vivienda, pensados para la construcción de casas de campo o playa, se encuentran en descenso, afirma Antonio Amico, director de Asuntos Corporativos en Menorca Inversiones y presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

Y son los niveles socioeconómicos (NSE) AB los que más han retraído la compra pues son muy sensibles a los temas políticos.

“Mientras duró el confinamiento, la rotación era muy alta porque se buscaban espacios alejados de la ciudad para pasar la cuarentena”, recuerda.

Refiere así que en promedio, una inmobiliaria vendía entre tres y cuatro terrenos de hasta 1,000 metros cuadrados al mes.

Ya para el 2021, con la flexibilización de restricciones, la alta demanda se normalizó y se vendían hasta tres ensualmente.

Sin embargo, producto de la coyuntura política y económica, ahora solo se vende un lote en promedio, anota.

Los inversionistas del NSE A evalúan más sobre cuáles serán sus apuestas en el mediano y largo plazo, agrega.

Actualmente, dice, se prioriza la disponibilidad de efectivo.

Primera vivienda

Lo contrario ocurre con la venta de lotes para los NSE C y D, para construir su primera vivienda. “Son personas muy aspiracionales, con liquidez. Desde la pandemia observamos algunos cambios en el tiempo que tardan en edificar la vivienda después de la compra del terreno”, comenta Antonio Amico.

El nuevo cliente, explica, tiene entre 20 y 30 años. Antes la edad promedio estaba en el rango de 30 a 40 años. “Son parejas aún sin hijos y ambos generan ingresos”, indica el ejecutivo sobre el perfil.

Prepandemia tardaba hasta cuatro años que se iniciara con la construcción, pero ahora se acerca a dos años, refiere.

¿A qué se debe? “Durante el confinamiento muchos se dieron cuenta de que tenían que mudarse debido al número de personas dentro del hogar, y de ahí se desprende la necesidad de iniciar con rapidez la construcción”, señala.

Las zonas donde se ve mayor demanda por lotes para primera vivienda son en la zona Norte de Lima como Carabayllo y Puente Piedra. Mientras que al Sur, en Pachacamac y Chilca.

Cifras y datos

Tendencia. La demanda inmobiliaria en distritos de Lima Top tiene el mismo comportamiento que la de lotes para segunda vivienda.

Segmento. El NSE B se contrajo en menor medida, según Menorca.

Demanda. Para la construcción de la primera vivienda se buscan terrenos de entre 60 y 70 metros cuadrados.

Precaución. Los inmuebles comerciales tienen lenta recuperación.

Fuente: Gestión

Previous Cambios en el mercado de oficinas y viviendas tras el retorno a la presenialidad

Av. Primavera No. 643 Of. 502
Urb. Chacarilla Del Estanque San Borja.

Instituto Peruano de Derecho Urbanístico © 2021. Elaborado por Carpathia.pe